Ir al contenido principal

Mi locura, Amazon y un fragmento de mi siguiente novela

Levantarse un lunes de agosto y mirar las listas de Amazon, como es lo habitual para un autor que publica allí a ver qué ocurre, y descubrir, con las legañas aún haciéndote cosquillas, que tus dos novelas están en el número 15 y el número 18, respectivamente, de una lista de ventas de miles y miles de obras, y a un precio más o menos justo es la releche.

Recapitulemos hacia atrás, aunque supongo que no se puede hacia delante: la cosa es que mis novelas gustan a los lectores y gustan tanto que se las siguen recomendando de tal modo que "Escrita en tu nombre" lleva más de cinco meses entre las más vendidas, sin abandonar jamás la lista de los Top 100, y "La pintora de estrellas" lleva dos meses y medio y nunca ha bajado del número 30. Eso, qué queréis que os diga, es la releche para mí. No pensé que, sin tener una editorial detrás, pudiera llegar tan lejos. A quienes no conozcáis demasiado Amazon os diré que se publican allí más de cien mil novelas. Cien mil. Sí. Hasta Pablo Coehlo vende allí todos sus títulos en e-book, y a un precio irrisorio, que hay que fastidiarse, abusón.

Así que, compitiendo incluso con las novelas de este señor tan prolífico, estar entre los veinte primeros es un sueño, sobre todo porque además cometí la osadía de ponerlas a un precio alto para ser una autora desconocida por todos, vamos, que solo confiaban en mí mis mochuelos y mi madre, un cielo de madre; ni mi hurón se creía que esto no fuera una locura de las mías. Menos mal que, después de años, ya va aprendiendo que saco mis locuras adelante con mucho trabajo, perseverancia y fe. Pero yo le entendía; mira esta loca, ahora le da por escribir. Eso, más o menos, es lo que pensaron también todos mis amigos, mi suegra, mis cuñados y algún que otro agregado, cuando conté por ahí que estaba escribiendo una novela. En fin, peor es querer ser astronauta o político, digo yo. Pero es que yo no quiero ser astronauta ni político, yo soy escritora, y además ya sé que no voy a dejar de serlo. Aunque las editoriales se me sigan resistiendo, ya hay miles de lectores que me apoyan y que esperan con ilusión que publique, aunque sea en Amazon, mi siguiente novela.

Así que estoy increíblemente contenta hoy porque, de repente, me he dado cuenta de que si escribo novelas y hay lectores que quieren leerlas, es que no estaba loca y que puedo seguir escribiendo sin pedir permiso, que a veces da la sensación de que esto es una bomba de vacío en la que hace mucho que ni entra ni sale una gota de aire nueva. ¿O no? ¿Y qué más da? ¿No os parece? No podéis imaginaros cómo estoy disfrutando escribiendo mi siguiente novela y eso es lo que cuenta (por motivos ajenos a mi voluntad, he tenido que quitar el fragmentillo).
Y un poco de publi: mis dos novelas publicadas, en Amazon, a menos de 3 euros y sin DRM (puedes leerlas en cualquier lector, ¡ah! y si quieres piratearlas porque no tengas dinero para comprarlas, porfa, pídemelas y te las envío, así, al menos, sabré si te gustaron).


Por cierto, la fotografía la he encontrado en Internet, pero no recuerdo en qué sitio y no tenía atribuido ningún derecho de autor. Si conoces al autor o lo eres, dímelo y pondré tu nombre o quitaré la foto, según prefieras.

Comentarios

  1. Lo mejor es que sigas escribiendo. Llegará tu momento, seguro. Un beso... ;)

    ResponderEliminar
  2. Escribes muy bien y tienes historias muy interesantes, no me extraña que tus libros se mantengan en esos puestos, lo conseguiràs.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  3. Gracias a los dos, sois muy amables ;)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Ese fragmento tiene muy buena pinta, así que cuando lo concluyas seguro que será estupendo. Hace un momento he terminado de leer "Escrita en tu nombre", que, entre otras cosas, me ha conmovido mucho pero mucho. Lo que no sé todavía es si me servirá para ser más valiente. La adquirí en Amazon. Como los precios son tan asequibles, no se corta una a la hora de gastar. Total, si no me gusta tampoco me arruino. Como estoy convencida de que tus escritos no harán sino mejorar, me voy pidiendo ya la de " La pintora de estrellas".

    Gracias y sigue así, tú que tienes claro lo que quieres.

    ResponderEliminar
  5. Hola, Amaia. Gracias a ti, por dar una oportunidad a las novelas y también por tu opinión. Espero que mi pintora te guste también. Y si "Escrita en tu nombre" no te sirve para ser más valiente, espero que al menos te haya servido para alguna otra cosa buena.
    Un abrazo,
    Amelia

    ResponderEliminar
  6. Amelia, te quiero. Gracias por tus libros. César

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Novela "Escrita en tu nombre": primer capítulo

Capítulo I


Por fin conseguí tocarlo. Qué duro, hacía tiempo que no tocaba nada tan duro. Tal y como me lo había imaginado la primera vez que lo vi aparecer con sus pantalones negros deliciosamente ajustados y su sudadera gris, ceñida de necesidad, por la destartalada puerta del gimnasio. Duro como una piedra pero con probabilidad homosexual, tan de moda últimamente. Eso pensé, aunque esa opinión no fuera propia de mí: Malena para quienes más me quieren, Magda para algunos durante demasiado tiempo, Magdalena según mi partida de nacimiento y solo yo para mí misma. Y es que hacía mucho que yo no era yo misma. Gracias por haberte encontrado aun después de tanto tiempo. Sí, gracias por permitirte sentir, al fin.
Debe de ser la placidez que me invade después de haberme acostado con él. Tiene que ser eso, la enajenación postcoito, la felicidad inmoral que transpira cada célula tras haber follado, como diría sin vacilar mi querida Laura. Hasta escritoras con premios Planeta emplean la palabr…

Reseña de la novela "Escrita en tu nombre"

Quizás el destino lleva a encontrarse a Malena, una mujer divorciada que descubre que puede ser amada, y a Omid, un iraní exiliado que descubre que puede amar. Pero él es demasiado perfecto para ser de ella y ella demasiado insegura para creerse de él. Y ambos viven atormentados: él porque siente que debía haber muerto cuando consiguió escapar de su país a través de la frontera con Turquía, durante la cruenta guerra contra Irak; ella porque cree que jamás podrá ser feliz. Y tal vez será de nuevo el destino el que demuestre su existencia cuando la vida de ambos parezca estar escrita en sus nombres.

Además de las suyas, en "Escrita en tu nombre" se narran otras historias de desengaños y segundas oportunidades, de superación y muchísima esperanza. En ellas se muestra a seres humanos rebelándose contra aquello a lo que parecen predestinados; luchando contra la sensación de que todo lo que son, sus elecciones, sus anhelos y hasta sus nombres, les encamina sin remedio hacia una s…

Hoy he visto llorar a un niño con TDA

Salía de clase detrás de sus compañeros pero, a diferencia de ellos, él no llevaba puesto un mono de esquiar ni los mofletes rojos del sol ni el pelo enmarañado del aire frío de la sierra. Él llevaba puestas unas lágrimas claras y dolorosas de niño rechazado, al que le han prohibido ir a la excursión como los demás niños de su clase, como los "normales".

Tengo que explicar que, para mí, Sergio es un niño normal aunque, en realidad, no lo sea: es un niño empático e inteligente como pocos, de los que se quitan su chaqueta y se la ofrecen a su amigo si se dan cuenta de que tiene frío. Lo sé además porque le doy clase de inglés, junto a algunos otros amigos de mi hija, compañeros todos del colegio. En el sistema educativo actual, él, por sufrir el denominado Trastorno de Déficit de Atención, está catalogado como un niño con necesidades educativas especiales. Sin embargo, en mi clase, él es el que mejor se porta, quizás porque le quiero mucho y él me quiere a mí, y eso, él tan l…