domingo, 8 de julio de 2012

Sensibilidad y crítica social en "Escrita en tu nombre"

Hay opiniones que llegan en el momento justo, cuando estás, por décima vez esa semana, repensando tu opción de escritura. Y sirven para mucho, a mí me sirven para mucho al menos: para reafirmarme en mi opción estética en la literatura. Me gusta ese término. No sé si os habéis dado cuenta de que lo que no tiene nombre no existe. Esa teoría lingüística adquirió mucha fuerza en algún momento de principios del siglo XX, creo recordar, y fue invalidada por estudios posteriores, de Chomsky y otros, creo recordar también, aunque lo miraré para confirmarlo (aunque os recuerdo que no soy experta en lingüística ni muchísimo menos). Pues bien, para mí no existía una opción estética antes de que Agústín Fernández Mallo hablara sobre ella. Pero poco a poco voy conociendo esa terminología literaria y me doy cuenta de lo que soy sin saberlo.

Mi opción estética literaria está vinculada a la literatura emocional, hala, que lo sepáis. Sí, me apasiona causar emoción. No podéis imaginar lo que me ha gustado darme cuenta, en realidad, me ha emocionado. Ya intuía yo en la conclusión del artículo sobre la mímesis, Aristóteles y la literatura actual que el genial estagirita tenía razón en su Poética, cuando hace tres mil años o por ahí, decía que la poética debía causar emoción. Efectivamente, tiene toda la razón, o al menos yo lo creo. Si un libro no te emociona de algún modo, ¿para qué leches vale? Si el conocimiento se transmite de otros miles de modos ya y no está en los libros, o a punto está de desaparecer de ellos, ¿qué función cumple la literatura? Pues yo creo que dos: emocionar y levantar conciencias, que suelen estar tumbaditas, ellas, a la bartola. Y ambos propósitos tienen mis libros. Y yo sin saberlo antes de ayer, hay que fastidiarse. Pero más vale tarde que en bragas.

Y ya viene la opinión: Pilar, en su blog http://techocolatecafe.wordpress.com/club-de-lectura/, ha escrito esto sobre mi novela:

"Sigo un tanto adicta a mi libro electrónico, al que ya le veo tanto romanticismo en sus páginas como a las tradicionales de papel. Parece que las letras se iluminan al abrirlo y me esperan pacientes, hasta que llego a disfrutarlas. En esta línea, sigo comprando títulos nuevos que me sorprendan, y así he llegado a esta novela, que según su autora, no es de amor, ni de aventuras, ni de acción, pero que a mí, me ha llevado un poco a todo ello. Sobre todo me gusta la sensibilidad exquisita con la que trata la psicología de los personajes, un hombre y una mujer que se encuentran y que tratan de buscar juntos nuevos sueños que burlen al destino. Como historia de amor, preciosa, y como relato con un trasfondo social muy actual, también me resulta de gran  belleza.  De hecho, creo que voy a repetir con su siguiente novela: ” La pintora de estrellas”".

Y añade Pilar en un comentario sobre "Escrita en tu nombre" en este blog, que reproduzco para no perderlo: "Acabo de terminar tu novela y me ha parecido maravillosa. Me gusta mucho la sensibilidad que envuelve toda la historia, también la crítica social inmersa en los personajes,la poesía que se esconde tras las letras y mil cosas más. Enhorabuena."

Muchas gracias, Pilar, has captado lo que yo quería transmitir con mi novela. Pintar palabras y que viérais sus colores, eso me gustaría conseguir a mí, por eso me esfuerzo en cada novela.

Y ahora un poco de promo, que todavía no me respalda ninguna editorial:
Si quieres comprar mis novelas, del género de literatura emocional, "Escrita en tu nombre" o "La pintora de estrellas", haz clic aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

También puede interesarte:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...