Ir al contenido principal

Alberto Olmos: seminario "La novela española del siglo XXI y por dónde seguimos"


Bajo el título Síntesis. La literatura frente al mercado y las nuevas tecnologías, el escritor Alberto Olmos dio en este seminario organizado por la Universidad Carlos III una charla bastante descorazonadora sobre el panorama de la literatura del siglo XXI. Merece la pena buscar en Internet información sobre él; os encontraréis con un blog, Juan Mal Herido, bastante curioso. El autor hizo referencia al mismo: mientras se desconocía que era él quien lo escribía, le servía como escenario en el que interpretar un papel pero el blog no tiene desperdicio. Y digo que su charla fue descorazonadora porque esa fue la sensación que transmitió, al menos a mí. Es, Alberto, un escritor muy joven, que mucho más joven aún consiguió publicar su primera novela en Anagrama, fue finalista del Premio Herralde y su novela considerada como una de las diez mejores ópera prima del año, y después siguió publicando y obteniendo premios, incluso el premio Ojo Crítico 2009. Pero este autor exitoso habló amargamente de su experiencia como escritor y parecía lamentarse de no haber tenido éxito. Me pareció un contrasentido y muy revelador comprobar que cada cual triunfa o no en función  de su sentido del triunfo. Para mí, su carrera es brillante y solo le queda seguir trabajando para mantener la altura del listón. Que no es poco.

Pero de su discurso yo me voy a quedar con algunas de sus afirmaciones que me hicieron pensar: la suerte es muy importante, es imprescindible publicar en editoriales grandes y no existe ninguna conspiración, es decir, los otros publican y venden y tú no no porque haya una mano negra que lo dirija todo, sino por razones puramente comerciales o del azar. Generalmente, los que creen que los demás conspiran, son los que estarían dispuestos a conspirar para medrar en su carrera. Pero la afirmación que más me llegó fue su opinión sobre que la literatura debería ser un espacio de pensamiento. Coincido con él, al menos en eso aunque discrepo, y mucho, en que yo sí creo que los escritores no solo podemos superar a las buenas series americanas sino que debemos poner todo nuestro empeño en conseguirlo. Por que si no, menudo rollo de literatura ¿no?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Novela "Escrita en tu nombre": primer capítulo

Capítulo I


Por fin conseguí tocarlo. Qué duro, hacía tiempo que no tocaba nada tan duro. Tal y como me lo había imaginado la primera vez que lo vi aparecer con sus pantalones negros deliciosamente ajustados y su sudadera gris, ceñida de necesidad, por la destartalada puerta del gimnasio. Duro como una piedra pero con probabilidad homosexual, tan de moda últimamente. Eso pensé, aunque esa opinión no fuera propia de mí: Malena para quienes más me quieren, Magda para algunos durante demasiado tiempo, Magdalena según mi partida de nacimiento y solo yo para mí misma. Y es que hacía mucho que yo no era yo misma. Gracias por haberte encontrado aun después de tanto tiempo. Sí, gracias por permitirte sentir, al fin.
Debe de ser la placidez que me invade después de haberme acostado con él. Tiene que ser eso, la enajenación postcoito, la felicidad inmoral que transpira cada célula tras haber follado, como diría sin vacilar mi querida Laura. Hasta escritoras con premios Planeta emplean la palabr…

Reseña de la novela "Escrita en tu nombre"

Quizás el destino lleva a encontrarse a Malena, una mujer divorciada que descubre que puede ser amada, y a Omid, un iraní exiliado que descubre que puede amar. Pero él es demasiado perfecto para ser de ella y ella demasiado insegura para creerse de él. Y ambos viven atormentados: él porque siente que debía haber muerto cuando consiguió escapar de su país a través de la frontera con Turquía, durante la cruenta guerra contra Irak; ella porque cree que jamás podrá ser feliz. Y tal vez será de nuevo el destino el que demuestre su existencia cuando la vida de ambos parezca estar escrita en sus nombres.

Además de las suyas, en "Escrita en tu nombre" se narran otras historias de desengaños y segundas oportunidades, de superación y muchísima esperanza. En ellas se muestra a seres humanos rebelándose contra aquello a lo que parecen predestinados; luchando contra la sensación de que todo lo que son, sus elecciones, sus anhelos y hasta sus nombres, les encamina sin remedio hacia una s…

Lo subliterario y la literatura literaria

Ando yo investigando últimamente esto de la subliteratura. Resulta que la literatura emocional tiene una connotación entre los entendidos que a mí se me escapaba. Al parecer, he usado un término sin tener consciencia de todos los colores que evoca.
Según dice Umberto Eco en su obra «La estructura del mal gusto», el término peyorativo Kitsch o literatura de masas (según la wiki, el arte considerado como una copia inferior de un estilo existente) se define como «comunicación que tiende a la provocación del efecto». Hay que ver qué poco se diferencia de lo que yo consideraba literatura emocional y que proclamaba como una de las aristas de mi escritura. Por eso, he de delimitar exactamente la diferencia entre la literatura que yo deseo hacer y esta subliteratura que denostan los eruditos. Este tipo de publicaciones se asocian a la industria de la cultura, al consumo masivo. Y su clasificación y su crítica genera no poca controversia. Pero lo que a mí me interesa realmente es responder a …